Acompañamos y somos solidarios con empleados, usuarios del servicio de transporte y dueños de buses y busetas, tras la cancelación de la licencia de funcionamiento a la empresa Cootranstol, con sede en Espinal, por parte de la Superintendencia de Puertos y Transporte.
La noticia es preocupante, porque la empresa genera más de 400 oportunidades laborales, de las cuales depende igual número de familias. También se verían perjudicados talleres y toda la cadena de transporte del Espinal y centro del Tolima.
Los pasajeros y los usuarios espinalunos que usan estos vehículos a diario, quedarían con graves problemas para su desplazamiento municipal e intermunicipal. En otras palabras, una sanción de este tipo, de quedar en pie, generaría graves inconvenientes en movilidad y en empleabilidad.
Hacemos un llamado al Ministerio de Transporte para revisar la medida y calcular mejor sus consecuencias.
Estaremos atentos al desarrollo de esta situación. Los ciudadanos afectados por la decisión cuentan con nuestro acompañamiento y respaldo para buscar salidas que permitan retomar el funcionamiento normal de la empresa que moviliza progreso en Espinal.

Comentarios

Comentarios