El mayor impacto de la Reforma Tributaria, se registrará en las clases media y baja, ya que estos segmentos tendrán a sus espaldas la responsabilidad de solventar la crisis económica generada por la reducción del precio del petróleo, la inflación y el hueco fiscal.

El déficit del Gobierno está estimado en unos 30 billones de pesos. Estos son los puntos más críticos

1. Reforma Tributaria no resulta equitativa, pues las grandes empresas pagan menos y le recargan impuestos a la clase media y trabajadora.

2. Reforma Tributaria ahoga estratos 2, 3 y 4. Lejos de ser justa en términos reales, no tiene efectos positivos en empleo y desestimula la inversión.

3. No es aceptable que Reforma Tributaria afecte recursos que se destinen a Icbf, Sena y universidades públicas.

4. El monotributo lesiona actividades que les permite sobrevivir a miles de colombianos de una manera decente y tampoco garantiza reducción de informalidad.

5. Pequeños comercios como tiendas y peluquerías podrían resentir sus ingresos con el monotributo, y afectar su economía familiar.

6. Gravar con IVA conexión fija a Internet desestimula masificación de tecnologías para una buena parte de las familias colombianas.

7. Contrario a su espíritu, RT termina por estimular actividades informales y fomentar evasión, en la medida que la gente sienta que Gobierno abusa al obligarlos a tributar más por las ganancias obtenidas a través de sus actividades comerciales.

8. Impuestos a publicaciones atenta contra la cultura, acceso a información y los niveles de lectura.

9. Impuestos a las bebidas azucaradas terminan por afectar a los más pobres que tienen en la gaseosa un componente diario en su dieta alimentaria.

10. Aplaudimos desde el Partido Conservador anuncio de cárcel para grandes evasores y la vigilancia especial a los capitales que se puedan llevar a paraísos fiscales.

11. Revisaremos impuestos a los dividendos, pero no se apoyará IVA a la canasta familiar y menos del 19 por ciento.

12. Impuesto a los combustibles perjudica a usuarios del transporte que son millones de colombianos tanto en la ciudades como a nivel intermunicipal. Movilizarse es cada vez más costoso.

Conclusión: Estamos frente a una reforma muy negativa que encarecerá el costo de vida diario de los colombianos, que restringirá la demanda y golpeará negativamente el consumo.

En riesgo se encontrarían las ventas y servicios de pequeñas, medianas y grandes empresas del país.

Comentarios

Comentarios