En Planadas, la zona en donde nació la guerrilla de las Farc en Colombia, miles de estudiantes no tienen garantizado su acceso al Programa de  Alimentación Escolar.

 

El sector educativo del sur del Tolima sufre serias dificultades por la desfinanciación del Programa de Alimentación Escolar, PAE. Así lo denunció el representante por el partido Conservador, Miguel Ángel Barreto Castillo, en debate en Plenaria de la Cámara.

“El caso de Planadas, municipio en donde surgieron las Farc en Colombia, aún hay 3.372 estudiantes pendientes de recibir los beneficios del programa. De esta cifra, 1.708 corresponde al sector rural.

“Por eso quiero hacer un llamado a la ministra de Educación, Gina Parody, y al propio presidente Juan Manuel Santos, pues no se puede hablar de paz y posconflicto cuando no hay presupuesto desde el Gobierno central para garantizar que los estudiantes de los municipios que han sufrido el conflicto armado, puedan, por lo menos, contar con la alimentación cuando van a la escuela. Eso no es coherente y desdibuja la política educativa del país”, sostuvo Barreto Castillo.

Esgrimió que en otras poblaciones afectadas por el conflicto en el Tolima la situación es desalentadora para los menores de edad. En Ataco, por ejemplo, están pendientes 2.323 niños y niñas; en Rioblanco, 2.540; en San Antonio, 1.984; en Chaparral, 7.894; en Coyaima, 3.504.

“El desequilibrio del PAE, por parte del Ministerio de Educación, está afectando a estudiantes, padres de familia, y poniendo en apuros económicos a alcaldes y gobernadores del país, que no cuentan con recursos del nivel central para garantizar una cobertura del ciento por ciento”, indicó Castillo, quien agregó hay preocupación por la financiación del PAE en años posteriores.

“Cómo se va a financiar el programa para vigencias venideras. No me quiero imaginar un escenario de paz, con hambre en las escuelas. Estos temas requieren coherencia institucional y gubernamental”, esgrimió.

Ya que estas falencias afectan a todos los departamentos colombianos, desde el Partido Conservador se le solicita al Gobierno nacional entrar a resolver las falencias administrativas, presupuestales, financieras y jurídicas, pues también es cierto que el PAE debe reestructurarse para evitar abusos e irregularidades por parte de algunos operadores que no entregan la ración en las condiciones pactadas.

 

El panorama del Tolima

En el caso del PAE Tolima, el presupuesto actual es de 11.149 millones de pesos, pero cubrir el programa en su totalidad cuesta 19.760 millones de pesos, es decir que hay un desbalance de 7.200 millones de pesos. Cabe anotar que hay expectativas del MEN por l1.400 millones.

Con este presupuesto desbalanceado en el segundo semestre se tendrá que garantizar que 6.300 estudiantes ingresen a Jornada Única, a quienes además del desayuno se les deberá dar el almuerzo.

En total el departamento del Tolima atendería a 11.300 estudiantes en Jornada Única.

Para atender una población de 11.300 estudiantes del segundo semestre se  requerirían $2.644 millones, para el complemento alimentario de 126.000 estudiantes se necesitan $ 15.997 millones.

Las cuentas no cuadran entre lo que dispone la Gobernación del Tolima, sus nuevas obligaciones y lo que gira el Gobierno central, a través del MEN.

Comentarios

Comentarios