Avanza agenda de trabajo entre el senador Barreto y operadores turísticos

La normatividad es tan exigente que no diferencia el modelo de negocio entre pequeños, medianos y grandes hoteles.

En un encuentro entre el senador Miguel Ángel Barreto Castillo y operadores turísticos del Tolima se conocieron las dificultades y los múltiples requisitos reglamentarios que muchas veces son incoherentes con la realidad de la prestación del servicio a menor escala en las regiones.

“En los argumentos de los empresarios se resalta que los deberes estipulados en el Registro Nacional del Turismo (RNT), obligatorio para el funcionamiento de los prestadores de servicios turísticos en Colombia son excesivos y no fueron creados contemplando los factores diferenciales entre los distintos modelos de negocio que se pueden encontrar en el sector”, explicó Barreto Castillo, quien sostiene que esto le resta competitividad al turismo regional.

Alexánder Tabares, propietario de un alojamiento turístico rural en Cajamarca, dice que “nos están exigiendo como si fuéramos un hotel grande. Considero que deberían haber algunas excepciones para los sitios pequeños rurales”.

De hecho, el 46% de las empresas que tienen RNT están concentradas en cuatro departamentos: Cundinamarca, Antioquia, Bolívar y Magdalena. Con esta cifra, los empresarios comprueban que solo los grandes negocios están en condiciones de cumplir a cabalidad con todo lo que se les impone para su operación.

En la mesa de trabajo que se instaló entre los empresarios y el senador Miguel Barreto se analizaron las debilidades de los hoteleros como son: la competencia agresiva de las plataformas de servicio turístico que no cuentan con el cumplimiento formal de los requisitos, la falta de profesionales integrales para asumir cargos de nivel ejecutivo y la escasa promoción turística de la región para cautivar turistas internacionales.

“Si bien vemos el turismo como el nuevo petróleo de Colombia, las reglas que lo rigen son más complejas que solicitar una licencia minera”, sostuvo Barreto Castillo, quien se insistió que “el bajo presupuesto estipulado por el Gobierno nacional para el sector dificulta la atención de las prioridades de este renglón de la economía”.

Esta mesa sectorial, para la que fue determinante la intervención y acompañamiento de la Cámara de Comercio de Ibagué, adelantará un plan de trabajo ante el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en las próximas semanas. Asimismo, se citará a debate a Juan Pablo Franky, viceministro de Turismo, para avanzar en la búsqueda de soluciones para los empresarios y trabajadores que derivan su sustento de este renglón de la economía en la región.

Comentarios

Comentarios