La crisis del sector textil y de la confección en Colombia tiene una incidencia social mayúscula que va más allá de lo puramente económico y que en consecuencia debería preocuparnos a todos.

No se trata de estadísticas que por sí solas reflejan la magnitud de la problemática: Once mil tolimenses amenazados por la quiebra de la industria, un millón 800 mil puestos de trabajo en riesgo de desaparecer.

De fondo está el futuro de cientos de familias que derivan su sustento de este renglón de la economía, familias en las que muchas mujeres ejercen como únicas jefes de hogar

Las proyecciones desde la mirada de los pequeños y medianos empresarios son apocalípticas, algunos le dan un año de vida al sector.

Para nosotros es una responsabilidad directa desde el Estado pensar en el devenir de casi ocho millones de personas.

Los representantes de la industria han sostenido hasta ahora 23 reuniones con el Gobierno, incluido el propio Presidente Santos, esfuerzos que han resultado infructuosos.

En nuestras mesas de trabajo con Cormoda, desde abril de este año, es recurrente oír hablar a los empresarios del contrabando, la politica arancelaria y la falta de medidas para proteger la industria nacional. Fantasmas que rondan hace más de dos décadas

Por eso este debate al que convocamos a la Ministra de Comercio, Industria y Turismo tiene una singular importancia. No queremos seguir dando discusiones retoricas sobre un problema que está sobre diagnosticado, sobre estudiado. Queremos respuestas claras y para eso también esperamos poner sobre la mesa propuestas claras que interpreten y respondan las necesidades reales del sector.

No más pañitos de agua tibia, le diremos al Gobierno, no más medidas que beneficien a una parte de los empresarios, descuidando a los pequeños y medianos. Necesitamos una acción real, contundente que frene los despidos, el cierre de fábricas y talleres, respondiendo al reto que se nos impone en la defensa de una industria que por tradición ha sido motor del desarrollo económico y comercial del país.

Comentarios

Comentarios