Los ibaguereños estamos de plácemes con el cumpleaños de la capital tolimense. Nuestra Ciudad Musical está llamada a constituirse en un polo de desarrollo humano y cultural. Con su trabajo y el que realizamos desde el Congreso podemos seguir apostando por un mejor futuro para nuestros hijos.

Gracias al compromiso de familias pujantes, representantes gremiales y SU capacidad de trabajo, hoy Ibagué es uno de los destinos de inversión preferidos por los colombianos.

Los diferentes conservatorios y escuelas musicales nos han dado un estatus de honor en materia cultural. Nuestra gastronomía, restaurantes y ejes de comercio cuentan con el reconocimiento de
especialistas. Los jóvenes tienen hoy una amplia oferta universitaria y tecnológica.

Si tomamos las decisiones correctas podremos resolver problemas latentes como el abastecimiento de agua y el mejoramiento de vías, servicios públicos y seguridad. Con mucho optimismo los invito a practicar la cultura de la convivencia y a seguir construyendo la Ibagué del siglo XXI.

Comentarios

Comentarios