Esa es la percepción que esta quedando en la mente de ciento de ciudadanos que se encuentran a la expectativa del debate del apoyo o no a la consulta. Para tomar una posición objetiva me tome a la tarea de revisar si efectivamente este es el único salvavidas o el único método para afrontar la situación. Para ello, lo primero que hice fue mirar la pregunta propuesta la cual voy a transcribir:

¿Está usted de acuerdo sí o no que en el municipio de Ibagué se ejecuten proyectos y actividades mineras que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas y afectación de la vocación agropecuaria del municipio?”

Ósea que tenemos que convocar a la ciudadanía para preguntarle si quiere actividades mineras que generen daños ambientales, de por Dios eso se cae de su propio peso, obvio nadie quiere afectar el medio ambiente. Pero entonces me quedo una reflexión, ósea que actualmente los proyectos mineros generan contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas y afectación de la vocación agropecuaria del municipio; Si eso es así entonces  ¿Cual es el papel de preservación de los recursos naturales del Ministerio de Ambiente y la autoridad ambiental del Tolima?. ¿No es esa su misión?, será que la ley no tiene herramientas para salvaguardar los recursos naturales y estas entidades por andar en otras actividades mediáticas no las han ejecutado. Ese fue el debate que plantee el año anterior en la cámara y la respuesta de la viceministra y el director de la Corporación era que todo estaba bien.

De una manera juiciosa me puse a investigar y consultar algunos expertos como por ejemplo algunos ex directores  de Cortolima y me encuentro con la sorpresa de que sin realizar  la consulta popular minera, óigase bien sin necesidad de gastar 12 mil millones en este proceso electoral, se puede hacer frente  a la minería, para ello voy a mencionar 4 caminos alternativos que se pueden usar:

 

  • Decisión de la corte sobre explotación minera en Paramos. 

La Corte constitucional en días anteriores estableció: “la explotación minera y de hidrocarburos en páramos desconoce el deber de proteger áreas de especial importancia ecológica y vulnera el derecho fundamental al agua “con el siguiente argumento:

 La Corte consideró que el parágrafo del artículo 173 es inconstitucional porque desconoce el deber constitucional de proteger áreas de especial importancia ecológica, con lo cual pone en riesgo el acceso de toda la población al derecho fundamental al agua en condiciones de calidad. La Corte llegó a esta conclusión después de analizar el alcance de la facultad del Estado de intervenir en la economía, y su deber de proteger áreas de especial importancia ecológica, ponderándolos frente al alcance de la libertad económica y de los derechos de los particulares a explotar recursos del Estado. 

En el presente caso concluyó que la libertad económica y los derechos de los particulares a explotar los recursos de propiedad del Estado deben ceder debido a tres razones principales. En primer lugar, debido a que los páramos se encuentran en una situación de déficit de protección, pues no hacen parte del sistema de áreas protegidas, ni de ningún otro instrumento que les provea una protección especial. En segundo lugar, los páramos cumplen un papel fundamental en la regulación del ciclo del agua potable en nuestro país, y proveen de agua económica y de alta calidad para el consumo humano al 70% de la población colombiana. En tercera medida, los páramos son ecosistemas que tienen bajas temperaturas y poco oxígeno, y que se han desarrollado en relativo aislamiento, lo cual los hace especialmente vulnerables a las afectaciones externas. Finalmente, la Corte concluyó que el parágrafo del artículo 173 no provee una protección real mediante instrumentos jurídicos, reafirmando el déficit de protección

Así las cosas, cualquier explotación minera en ecosistemas de paramos esta restringida y punto. La única duda que tengo es si nuestras autoridades ambientales tienen debidamente delimitados los paramos del Departamento, por que de no estar estarlo se encontrarían legalmente en riesgo de ser explotados. Aquí es donde radica mi posición, esta actividad de delimitar debidamente un paramo es una tarea que restringe la minería y es mas económica que una consulta popular.

 

  • Los Planes de ordenación y manejo de Cuencas Hidrográficas  

 

En administraciones anteriores de Cortolima se trabajo en la ordenación de varias cuencas en el Departamento como el caso del rio Coello, Recio, Totare entre otras. Estos instrumentos tienen una vital importancia en la medida de que realizan una zonificación ambiental que es de obligatorio cumplimiento inclusive por encima de los planes de ordenamiento territorial. En este sentido, si se encuentra restringida la actividad minera en un POMCA ninguna entidad territorial, es mas ni la autoridad ambiental podría permitir un tipo de explotación y punto. La duda que me genera es si nuestras autoridades ambientales tienen efectivamente ordenadas las cuencas y en aquellas que ya tengan su plan de ordenación ¿Por qué no hacen cumplir la facultad de limitar las actividades mineras que atenten contra el medio ambiente?

 

  • Las figuras jurídicas de áreas protegidas 

En la pasada administración de la Dra. Carmen Sofía Bonilla se venia trabajando un esquema de protección conocida como “parque regional Coello”. Esta figura jurídica restringe las actividades mineras para la protección de ecosistemas. Ahora mi duda es que ya han pasado varios años desde la salida de la Dra. Carmen Sofía, ¿Por que no se ha avanzado en esta figura u otra similar para la protección de los ecosistemas en las zonas de amenaza con proyectos mineros?

 

  • Los estudios técnicos para evaluar la licencia ambiental. 

Finalmente, la ley establece que ninguna actividad minera puede desarrollarse sin la licencia ambiental, además por ningún lado dice que toda solicitud de explotación deba ser “aceptada”. Para ello, la autoridad competente debe tener los suficientes elementos técnicos para rechazar cualquier solicitud minera que atente contra los recursos naturales. Mi pregunta es ¿Sera que nuestras autoridades ambientales tienen los suficientes estudios técnicos para debatir una solicitud de explotación minera?

Con esto solo quiero llamar la atención de que con este tema de la consulta se quiera evadir la responsabilidad y desviar la atención de los verdaderos responsables de la protección del medio ambiente. Poner en tela de juicio la labor de los concejales y ponerlos como responsables cuando de alguna forma noto que se le esta trasladando culpas que son de otros.

Comentarios

Comentarios