La desfinanciación y el desequilibrio del Programa de Alimentación Escolar, por parte del Ministerio de Educación, está afectando a estudiantes, padres de familia, alcaldes y gobernadores del país.

Por este motivo, el HR Miguel Ángel Barreto hizo un llamado a la ministra de Educación, Gina Parody para que le aclare al país cómo se financiará el PAE en lo que resta del año y en vigencias venideras, pues el calendario escolar llega a mitad de año y aún son miles los niños que en Colombia y en especial, en el Tolima, no tienen garantizada su alimentación en escuelas y colegios públicos.

Peor aún, la situación ha generado que los gobernadores y alcaldes tengan que asumir una nueva obligación y velar por el programa en ciertos lugares haciendo uso de recursos que bien podrían fortalecer la inversión pública e ir direccionados a vías o infraestructura.

Igualmente, Barreto Castillo se refirió a un informe de la Procuraduría General de la Nación, en el que se impone a los entes territoriales la obligación de satisfacer el PAE, sin que cuenten con el presupuesto necesario para cumplir con esta obligación.

En otras palabras, le tiraron la pelota a los gobernadores y alcaldes, sin que ellos tengan un presupuesto o rubro suficiente para ejecutar dicha tarea, lo que ocasionó un desequilibrio en la atención en el nivel nacional.

Hoy se requiere que el Gobierno y el MEN retorne y complemente dicho presupuesto para las regiones, pues lo visto en departamentos como el Tolima, es que en la medida que el programa no ha garantizado una adecuada alimentación direccionado a niños y jóvenes escolares, viene aumentando la derserción escolar, lo cual es muy grave.

Muchos padres de familia dejaron de enviar sus hijos a las escuelas, porque no les garantizan los alimentos y otros por problemas de transporte escolar. En las zonas de difícil acceso, muchos prefieren que sus jóvenes se queden trabajando en sus fincas, porque sus pequeños no gozan de garantías en movilidad y alimentación, y como es obvio prefieren no poner a sus pequeños en riesgo a la hora de trasladarse a los colegios.

 

Las cuentas en el Departamento

En el caso del PAE Tolima, el presupuesto actual es de 11 mil 149 millones de pesos, pero cubrir el programa en su totalidad cuesta 19 mil 760 millones de pesos, es decir que hay un desbalance de 7 mil 200 millones de pesos. Cabe anotar que hay expectativas del MEN por mil 400 millones.

Con este presupuesto desbalanceado en el segundo semestre se tendrá que garantizar que 6 mil 300 estudiantes ingresen a Jornada Única, a quienes además del desayuno se les deberá dar el almuerzo.

En total el departamento del Tolima atendería a 11.300 estudiantes en Jornada Única.

Para atender total población 11.300 estudiantes del segundo semestre requerirían $2.644 millones, para el complemento alimentario de 126.000 estudiantes se requieren $ 15.997 millones.

Las cuentas no cuadran entre lo que dispone la Gobernación, sus nuevas obligaciones y lo que gira el Gobierno central, a través del MEN-

Ahora bien, ya que estas falencias afectan a todos los departamentos del país, le hacemos desde el partido Conservador, un llamado al presidente Juan Manuel Santos y a la ministra Parody para entrar a resolver las falencias administrativas, presupuestales, financieras y jurídicas, pues también es cierto que el PAE debe reestructurarse para evitar abusos e irregularidades por parte de algunos operadores que no entregan la ración en las condiciones pactadas.

 

Comentarios

Comentarios