Apuestas productivas para el desarrollo de la economía

Con excepción del año pasado crecemos menos que la nación. El 60% de su Producto interno bruto se concentra en cuatro municipios, lo cual implica la baja generación de riqueza en 43 municipios, de los cuales 26 contribuyen con menos del 1% a la generación de valor departamental.

La estructura económica actual no es capaz de generar empleo para los tolimenses. Urge la incorporación de nuevas actividades productivas.

La agricultura actual, predominante en las zonas planas, baja generadora de trabajo, hace migrar las poblaciones rurales hacia los centros urbanos y principalmente hacia el eje de la carretera Ibagué – Bogotá.

Desde hace tres años la caída de los precios del petróleo y el declive de los pozos petroleros del Tolima han influenciado negativamente el crecimiento económico y los aportes de regalías. En 2016 según el DANE el sector de hidrocarburos decreció en un -18% en el PIB departamental.

El norte del Tolima aún resiente las pasadas crisis cafeteras, la desaparición del algodón como cultivo en la zona; pierde población y carece de un centro regional de articulación y oferta de servicios diferenciales.

Propuesta

  • Dirigir los esfuerzos y la capacidad política hacia el apoyo del gobierno nacional para forjar una nueva agricultura que de soporte a una agroindustria moderna y una nueva industria.
  • Centro regional de articulación y oferta de servicios diferenciales.
  • Acompañamiento a cafeteros, maiceros, algodoneros y arroceros.
  • Impulso a nuevas vocaciones como el turismo.
  • Descentralización de regalías para que las regiones cuenten con recursos de ejecución.
  • Las obras públicas dinamizan la economía, generan empleo, desarrollo y progreso